Las empresas estibadoras de Tarragona plantean medidas para mejorar un 30% la capacidad operativa

21 septiembre, 2022

Las empresas estibadoras del puerto de Tarragona presentarán a los estibadores del puerto de Tarragona una batería de medidas dirigidas a reforzar los equipos de trabajo y los servicios de estibadores. Estas actuaciones, según indican en un comunicado, “supondrían un incremento de alrededor del 30% de la capacidad operativa del puerto, incorporando nuevos recursos y un aumento de productividad a los estándares internacionales, con el objetivo de superar la situación de atasco en las labores y los servicios que prestan a los buques, y así recuperar la normalidad en el servicio a sus clientes, a la vez que preparar sus estructuras para poder dar respuesta a las necesidades de sus clientes y del hinterland del puerto de Tarragona”.

Estas medidas, según las empresas estibadoras, “contemplan destinar recursos adicionales para reforzar los equipos de trabajo, optimizar la composición y distribución de los ya existentes, apuntalar las labores más demandas, favorecer la más correcta planificación de las actividades y aumentar el apoyo a las situaciones concurrentes que puedan generar problemas de cuellos de botella”. En este sentido, apuntan a que se trataría de propuestas “para la asignación del personal portuario disponible solo a las tareas más productivas; contratación y formación de todo el personal homologado identificado en Tarragona (con estos dos grupos de medidas se estima poder atender más de buques de manera inmediata); caso de no ser suficientes las medidas ya comentadas, se buscarán alternativas coordinadas para la incorporación de trabajadores ya habilitados”.

Esta propuesta, indican, “responde al compromiso adquirido por las empresas estibadoras frente a la petición de la Autoridad Portuaria de Tarragona (APT) para superar el cuello de botella en las operaciones y el desvío de buques a otros puertos que ha provocado la ralentización de los trabajos por parte de los estibadores durante las semanas anteriores”. Precisamente, “también da respuesta a las demandas públicas de los estibadores, en el sentido de reforzar el personal habilitado para estas tareas”.

Respuesta rápida

“Estas medidas también pretenden dar una respuesta rápida a esta situación compleja generada por el contexto de la guerra de Ucrania y sus consecuencias, las dificultades para la importación de materias primas para la alimentación animal -como cereales y harinas-, productos energéticos, frutas u otros suministros básicos para el correcto desarrollo de la actividad económica y social de la población, a la vez que atender a las demandas que se prevén a corto plazo”, señalan.

En definitiva, según las empresas estibadoras del puerto tarraconense, “se trata de dar con celeridad soluciones al presente dotándose de los recursos y estructura necesaria para adaptarse a las necesidades del transporte marítimo y del comercio internacional en el siglo XXI”. Estas propuestas, recuerdan, “buscan poder atender con normalidad a los clientes, con el interés de mantener y fidelizar la relación con los mismos, de manera que además permita garantizar el empleo actual y futuro de los trabajadores de la estiba; evitar que los diferentes sectores económicos y sus empleos, así como la población en general, sufran los perjuicios de esta situación de atasco, en unos momentos especialmente cruciales para el puerto de Tarragona, que juega un papel fundamental”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.