El hinterland poderoso del puerto de Barcelona permite superar registros históricos de tráficos a mitad de año

22 julio, 2022

Gracias, en parte, a un hinterland poderoso, el puerto de Barcelona ha superado marcas históricas de tráfico en el acumulado de la primera mitad del año. Unos resultados que estarán acompañados por unas cifras económicas que tendrán la misma tendencia. La infraestructura ha roto los registros prepandémicos obtenidos en el 2019, con récords en el tráfico total de mercancías: 36,3 millones de toneladas (+11% respecto al 2021), y en contenedores: con 1,8 millones teus (+0,7%). Estas positivas cifras, ha declarado, Damià Calvet, presidente de la Autoridad Portuaria, en la presentación del balance del primer semestre, “demuestran que el tejido económico de nuestro hinterland está trabajando bien y que el puerto de Barcelona es un importante factor de la recuperación de la economía”.

El puerto de Barcelona ha roto los registros prepandémicos obtenidos en el 2019, con récords en el tráfico total de mercancías, con 36,3 millones de toneladas (+11% respecto al 2021), y en contenedores, con 1,8 millones teus (+0,7%)

Así, el puerto de Barcelona ha presentado los resultados de tráfico del primer semestre del año 2022 este viernes 22 de julio, en un acto donde han participado Damià Calvet, presidente del puerto de Barcelona, y José Alberto Carbonell, director general del puerto de Barcelona.

El tráfico total del puerto de Barcelona en el primer semestre del año fue de 36,3 millones de toneladas, lo que se traduce en un incremento del 11% respecto al mismo periodo del año anterior. Según Calvet, la magnitud del tonelaje en el primer semestre «es una cifra significativa», porque supone «un récord histórico en un primer semestre para el puerto de Barcelona». Esta cantidad, según Calvet, no se observaba desde el año 2019, cuando se alcanzaron los 34,5 millones de toneladas.

Estos datos, en opinión de Calvet, son posibles gracias a que los principales tráficos han cerrado este periodo en positivo, «una buena noticia» que demuestra que «las empresas del hinterland del puerto de Barcelona están trabajando de forma excepcional para recuperar los tráficos prepandémicos».

En este sentido, el tráfico de mercancías de importación y exportación en este primer semestre se ha comportado de forma muy similar al tráfico total, con un total de 17,7 millones de toneladas manipuladas y un incremento del 7,9%.

El tráfico de contenedores también ha alcanzado un récord histórico en el primer semestre, con un total de 1,8 millones de teus, lo que supone un aumento del 0,7% respecto al mismo periodo del año anterior. En cuanto al tráfico ro-ro, se registró un movimiento de 215.000 utis, un incremento del 12,5%.

Por otro lado, el tráfico que aún no ha conseguido recuperarse es el de vehículos. En este primer semestre ha experimentado una caída del 13%, con 249.000 unidades. Sin embargo, según el presidente del puerto de Barcelona, «la tendencia de los últimos meses demuestra que se está recuperando».

Asimismo, los graneles sólidos han experimentado un movimiento de 2,34 millones de toneladas en este primer semestre del año, y un aumento del 3,2%, incremento que ha sido posible gracias al aumento de las exportaciones de potasa, así como de cereales y harinas.

Aquí pueden consultarse las estadísticas de tráfico del puerto de Barcelona hasta junio del 2022

Los líquidos a granel, por su parte, han experimentado un movimiento de 7,87 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 42,8%, un aumento notable que ha sido posible gracias a las importaciones de gas natural licuado, así como a los tránsitos de gasolina y biocombustibles.

En este sentido, las importaciones de gas natural desde el puerto de Barcelona al conjunto de España por vía marítima siguen aumentando, representando el 72% del producto total, mientras que las importaciones por gasoducto descienden y solo representan el 28% del total de las importaciones de gas en el conjunto del territorio español.

Según el presidente del puerto de Barcelona, Estados Unidos, por vía marítima, se ha convertido en el principal suministrador de gas natural a España, representando el 35% del total de las importaciones, desplazando a Argelia a la segunda posición, con un peso del 25%.

Asimismo, el puerto de Barcelona, tal y como ha señalado Calvet, está recibiendo gas natural licuado procedente de Centroamérica, el Golfo Pérsico, el Norte de África y África Occidental, pero como elemento diferenciador, como se ha dicho, de Estados Unidos, que ha aumentado un 144%. Qatar es el segundo mercado de origen con el 18% de las entradas y en tercer lugar Nigeria, con el 17%.

Asimismo, los países que reciben exportaciones de gas natural desde el puerto de Barcelona son Italia, Gibraltar, Francia y Suecia, lo que se traduce en un total de 37.000 toneladas.

En cuanto al tráfico de pasajeros, «uno de los tráficos más afectados por la crisis derivada del Covid-19», según Calvet, durante el primer semestre del año 2022 se han registrado un total de 1,2 millones de viajeros, lo que supone un incremento del 393,4% en comparación con el periodo del 2021, pero «todavía muy lejos de las cifras anteriores a la pandemia», ha añadido.

En concreto, en el tráfico total de ferrys y cruceros, se encuentra un 37% por debajo de las cifras prepandémicas del primer semestre del 2019. La recuperación en el caso de los ferrys ha sido más acelerada, situándose solo un 8,6% por debajo del tráfico del periodo del 2019. En cuanto a los cruceros, todavía está un 47,5% por detrás del tráfico que se registraba en el primer semestre del 2019.

Por su parte, José Alberto Carbonell, director general del puerto de Barcelona, recuerda que el tráfico total del puerto de Barcelona no solo ha crecido en el primer semestre de este año, sino que en comparación con las cifras prepandémicas del 2019 se ha incrementado en un 6%.

José Alberto Carbonell, director general del puerto de Barcelona, ha avanzado los primeros resultados económicos del puerto de Barcelona hasta el primer semestre. En este sentido, ha señalado que, en el año 2022, respecto al 2021, los ingresos del puerto de Barcelona han experimentado un incremento del 18%. El resultado de explotación ha sufrido un incremento del 83% y el resultado del ejercicio es del 84%, cifras «muy similares a las de 2019», según ha señalado.

Carbonell también ha querido destacar el «buen comportamiento» de las importaciones, que han crecido un 11%.  Las exportaciones, sin embargo, están un 6% por debajo de las cifras del año 2021. Esta reducción de las exportaciones se debe a la disminución de las exportaciones de carne de cerdo a China, debido al brote de peste porcina. China representa un volumen «muy importante», según Carbonell, al reducirse en 25.000 contenedores reefer respecto al primer semestre del 2021, aunque señala que se han encontrado nuevos mercados como Japón, Filipinas y Taiwán, aunque estos, apunta, «solo compensan el 50% de la caída de las exportaciones de carne de cerdo a China». Asimismo, para Carbonell, el aumento de las exportaciones de carne de cerdo «seguirá consolidándose, debido a la calidad de la producción de nuestro país, que, a raíz de este problema, ha dado a conocer la calidad de nuestro producto».

En cuanto a las importaciones, Carbonell señala que están mucho más diversificadas tanto en productos como en países, indicando que el tráfico con China se ha incrementado en un 15%, con más de 20.000 teus respecto al año anterior, y en Estados Unidos se han incrementado notablemente tanto las importaciones como las exportaciones «debido a su buena situación económica en los últimos meses».

El presidente del puerto de Barcelona ha anunciado que se llevará a cabo una reforma de los tinglados del muelle Oriental, ubicados en la Barceloneta, «una obra programada que se acelera con la llegada de la Copa América», según Calvet. Los trabajos consistirán en destinar parte de estas infraestructuras a la Estación Marítima del servicio de transbordador que unirá el Moll de la Fusta con esta zona de la Barceloneta. Además, otra parte de las edificaciones se destinará a actividades culturales y de economía azul. El proyecto, según Calvet, se ha licitado por 7,2 millones de euros y tendrá un plazo de ejecución de 17 meses.

El puerto de Barcelona con estos resultados cierra un primer semestre récord, en un momento en el que se busca la recuperación de unos años especialmente complicados para multitud de sectores. Con estos números, el puerto de Barcelona enciende las luces del faro, con vistas a retomar la actividad que durante años le ha situado en lo más alto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.