Congestión portuaria: el temido desajuste entre la planificación y la imprevisibilidad

El mapa de actividad en las aguas próximas a los puertos chinos de Shanghái y Ningbo mostraba ayer una considerable cantidad de barcos. Fuente: Vesselfinder.

  • 29 abril 2022 05:20
  •  

Jaime Pinedo

La congestión portuaria en China, en especial en Shanghái, ha supuesto un elemento perturbador más para una cadena de suministro global ya afectada por los retrasos, aunque la situación se ha aliviado ligeramente y sigue siendo menos grave que el pico de congestión registrado en agosto y octubre del año pasado.

BILBAO. El pasado 5 de abril las autoridades chinas ampliaron el confinamiento de Shanghái y pusieron en cuarentena a toda una urbe de 26 millones de habitantes, que acoge al mayor puerto del mundo en tráfico de contenedores por lo que su efecto en el transporte marítimo mundial se sintió rápidamente, agravando los ya elevados niveles de congestión portuaria global.

Sin embargo, esta situación se ha visto ligeramente aliviada en las dos últimas semanas, debido a la reducción de las esperas en China con líneas navieras que omiten escalas en Shanghái, y a que los volúmenes de carga de exportación se han visto afectados por los prolongados bloqueos.

En estos momentos, según datos de la consultora especializada Linerlityca, los tiempos de espera en Shanghái y Ningbo se mantienen en menos de dos días de promedio, con algunos cierres temporales de puertos debido a problemas meteorológicos.

Exportaciones de China

Por su parte, la situación de congestión en los puertos de Estados Unidos sigue siendo alta, pero está un 30% por debajo de sus picos de enero, ya que los puertos de las costas Este y Oeste continúan trabajando con la carga que llega de Asia. Además, la reciente reducción en los volúmenes de exportación chinos permitirá que se eliminen más tiempos de espera en los próximos dos meses.

En China, la congestión tanto en el sur como en el noreste parece bajo control, y las colas de buques se redujeron durante la última semana. Los puertos del sur han trabajado principalmente con la acumulación de mercancías desde que se levantó el bloqueo tres semanas antes y el confinamiento en Guangzhou no ha tenido un impacto negativo en la congestión del puerto hasta el momento.

En China, la congestión tanto en el sur como en el noreste parece bajo control y las esperas se redujeron durante la última semana

Los puertos del noreste también han seguido trabajando para rebajar su acumulación de carga, especialmente en Qingdao, que se vio afectada por el cierre de puertos semanas antes debido a la niebla. La congestión en Busan también se está reduciendo incluso cuando el puerto coreano tuvo que absorber los desvíos de carga desde China, especialmente para los volúmenes que no pudieron descargarse en los puertos chinos por la grave congestión en las terminales y las restricciones sobre la carga reefer y peligrosa.

Guerra de Ucrania

Por su parte, según apunta el banco ING en su informe “Global transport and logistics sector outlook”, publicado el pasado martes, la congestión portuaria y los retrasos comenzaron a disminuir en los primeros meses del año, lo que llevó a una mejora sustancial en los cuellos de botella en Los Ángeles-Long Beach. Sin embargo, la guerra en Ucrania, en combinación con los confinamientos en la región de Shanghái, puso a prueba nuevamente la cadena de suministro global.

La congestión portuaria y los retrasos bajaron a comienzos de año, pero la guerra en Ucrania y los confinamientos en Shanghái han puesto de nuevo a prueba la cadena de suministro global

ING espera que el crecimiento global en el transporte de contenedores se reduzca a un 3% en 2022 y prevé que la interrupción en las cadenas de suministro persistirá en medio de la guerra en Ucrania y los confinamientos en Shanghái. En consecuencia, las limitaciones de capacidad y las tarifas elevadas no terminarán antes de 2023

El transporte de contenedores ha disfrutado de una fase de fuerte demanda. Excepto Hamburgo y Hong Kong, los 15 mayores puertos de contenedores superaron en 2021 los niveles de tráfico previos a la pandemia, y los flujos en puertos chinos como Tianjin, Qingdao, Ningbo y Shenzhen tuvieron aumentos de dos dígitos en respecto a 2019.

Riesgos

El tráfico de contenedores en los principales puertos de EE.UU. fue un 20% superior y en el primer trimestre de 2022 operaron a niveles récord, lo que les permitió reducir los retrasos. Shanghái, por su parte, movió más de 47 millones de contenedores, pero se enfrenta a los problemas derivados del brote de COVID-19, que sigue siendo un riesgo para la productividad portuaria.

En promedio, la congestión portuaria mundial todavía está cerca de sus niveles máximos

En Europa, los puertos más grandes se enfrentarán a una reducción del tráfico debido a la pérdida de volúmenes de contenedores rusos y al desvío de buques debido a los retrasos. Y dado que China es el principal exportador de bienes de consumo, el impacto de la disrupción en Shanghái dejará su huella en otras partes del mundo al menos durante el segundo trimestre. En promedio, la congestión portuaria global aún estaba cerca de los niveles máximos en abril, lo que provocó demoras y una baja fiabilidad en las escalas.

EL DATO

10%

congestión/capacidad. La congestión sigue consumiendo más del 10% de la capacidad total de la flota y la congestión media portuaria tampoco ha mejorado.

Por su parte, la congestión sigue consumiendo más del 10% de la capacidad total de la flota y no ha mejorado lo suficiente, lo que significará la permanencia de la presión sobre la capacidad y se espera que las tarifas se mantengan en niveles muy elevados.

SItuación de la congestión portuaria en algunos de los principales puertos de contenedores del mundo, en número de buques y de TEUs. Fuente: Linerlityca.

Sin mejora a corto plazo en Europa y EE.UU.

Según Linerlityca, las previsiones siguen siendo débiles mientras se mantengan los confinamientos en las principales ciudades chinas, y existe preocupación ante un empeoramiento de la tasa de infección en Shanghái que pudiera extenderse a Beijing.

En los puertos de Europa y Norteamérica la congestión sigue siendo elevada, sin signos de mejora a corto plazo. Destacan por sus niveles, los casos de Róterdam y Hamburgo, en el norte de Europa, y El Pireo y Tánger, en el Mediterráneo.

En Estados Unidos, la congestión en la costa Oeste se ha reducido a la mitad de su pico en enero de este año, debido principalmente a la reducción de las colas en Los Ángeles. Los retrasos en el atraque en Los Ángeles y Long Beach varían según la terminal, pero los retrasos más prolongados se han reducido de más de 30 días a 14 días. Asimismo, la congestión sigue siendo elevada en Vancouver, Prince Rupert, Seattle y Oakland, y Tacoma tiene las colas más cortas.

En la costa Este de EE.UU., la congestión sigue siendo muy alta en Nueva York, Norfolk y Houston. Charleston ha visto alguna mejora, pero no la costa de Savannah, donde los barcos se acumulan nuevamente.

El Gobierno chino toma medidas en Shanghái

Ante los problemas causados por los brotes de COVID-19 en Shanghái y el estricto confinamiento de la población de la capital económica y financiera de China, las autoridades y la administración portuaria han trabajado para mejorar la eficiencia logística del puerto y mantener su función como hub internacional. Así, según anunció el Gobierno chino esta misma semana, se han adoptado un conjunto de medidas para garantizar el flujo normal de carga. Por ejemplo, Shanghái ha estado promoviendo el transporte sin contacto de carga a granel, mientras que ha lanzado servicios para favorecer que más empresas transfieran contenedores por mar en lugar de por carretera, debido a los retrasos por vía terrestre. Yuan Hao, subdirector general de COSCO Shipping Lines (Shanghai) dijo que más de 120 barcos de la compañía han atracado en Shanghái para cargar y descargar mercancías desde finales de marzo. Según las estadísticas a 22 de abril, en marzo se transbordaron en el Puerto de Shanghái 2,12 millones de TEUs, un 17,1% más que el mes anterior. Desde abril, la media diaria de llegada de TEUs por transporte combinado marítimo-ferroviario fue de 1.670 TEUs, un 25,8% más que en el primer trimestre. En abril, el tráfico de contenedores del Puerto de Shanghái superó los 100.000 TEUs diarios,

 La naviera turca estrenó su servicio marítimo de importación y exportación en el Mediterráneo occidental en julio de 2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.