El puerto de Bilbao escenifica un acuerdo de seis años de paz social

22 septiembre, 2022

El puerto de Bilbao ha escenificado un escenario de “paz social” para los próximos seis años gracias al acuerdo en el Convenio de la Estiba, calificado como “el mejor de los posibles”, necesario para el desarrollo de la instalación portuaria y que, sin contentar a ninguna de las partes, dejas satisfechas a todas ellas.

Numerosos interesados acudieron a escuchar las buenas noticias del puerto de Bilbao.

Representantes de Bilboestiba, las empresas estibadoras (Bergé, CSP Spain, SLP y Toro y Betolaza), los sindicatos Coordinadora y UGT, y la Autoridad Portuaria de Bilbao han presentado ante una numerosa representación de la comunidad logístico-portuaria, empresas cargadoras e instituciones, su firme “compromiso con la estabilidad y la competitividad” del puerto de Bilbao tras la firma del convenio de estiba para los próximos seis años. En el curso de un desayuno de trabajo, todos ellos han insistido en la apuesta de sus respectivas organizaciones por “la agilidad, la eficiencia, la productividad y la garantía de servicio” en la operativa portuaria.

Es el mejor acuerdo posible, necesario, pero no suficiente

En la mesa, moderada por el que fuera presidente de los empresarios vizcaínos (Cebek) Iñaki Garcinuño, se sentaron Ricardo Barkala, presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao; Elvira Gallego, presidenta del Consejo de Administración de Bilboestiba CPE; José Manuel Guardo, director general de Bilboestiba CPE; Iñaki Urueña, representante de Coordinadora Bilbao; e Israel Ruiz, responsable estatal de UGT Estiba. Una fotografía impensable hasta hace muy poco tiempo dada la “desconfianza” que mantenían las partes entre sí y que llevó al puerto de Bilbao a una huelga de casi dos meses.

Altura de miras

Desde el inicio de la comparecencia, todas las partes han valorado muy positivamente la

implicación de la Autoridad Portuaria, con su presidente al frente, para hacer avanzar un acuerdo “que hace justicia al esfuerzo negociador de las empresas y trabajadores”. Se trata de un punto de encuentro firmado por el 100% de las empresas y el 75% de los trabajadores representados que “destierra definitivamente” una crispación que viene de lejos, según dijo Garcinuño.

Iñaki Garcinuño, Israel Ruiz, Elvira Gallego, Ricardo Barkala, Iñaki Urueña y José Manuel Guardo.

En palabras de José Manuel Guardo, estamos ante un acuerdo “insólito” ya que ningún puerto del Estado tiene firmado un convenio a tan largo plazo. Recalcó que todas las partes han debido ceder en sus pretensiones, pero destacó el esfuerzo especial que realizarán los estibadores, que mantendrán congelados sus salarios durante los tres próximos años y renuncian a una parte de los salarios pendientes, además de otras concesiones en materia de flexibilidad horaria. “El convenio ha sido posible gracias a la altura de miras de las partes, que han sabido superar prejuicios y transigir”, ha afirmado el director general de Bilboestiba CPE.

Iñaki Urueña ha calificado el proceso como “duro y largo, pero también educativo”. La negociación “ha llegado para quedarse” y puede extenderse más allá de los ahora firmado, todo ello en aras a un “incremento de la actividad del puerto de Bilbao y la familia portuaria”.

Con este acuerdo, Bilbao se pone al nivel de los grandes puertos

Por su parte, Israel Ruiz se felicitó porque las empresas “hayan adoptado el modelo de CPE” dentro de una visión más amplia, un modelo que garantiza “la profesionalización, la formación y la flexibilidad” para las empresas, combinado con la seguridad laboral de los trabajadores. En este sentido quiso poner en valor la solución para los más de 100 estibadores eventuales, que pasarán a estar en la lista de reposición de las jubilaciones previstas y que también podrán participar en otros trabajos, “como los servicios comerciales portuarios” más allá de la estiba. Un asunto que se tratará en posteriores conversaciones entre las partes, pero ya “con otro talente negociador”

En representación de las empresas, Elvira Gallego, presidenta del Consejo de Administración de Bilboestiba CPE, destaca que “el acuerdo se ha cerrado en firme” y que “los flecos pendientes se abordarán en un nuevo clima negociador”. A su parecer, con este acuerdo “nos ponemos al nivel de los grandes puertos”, ofreciendo un clima de estabilidad en un mercado imprevisible, y “recuperamos nuestra buena reputación para competir en condiciones beneficiosas para atraer tráficos”.  

En su valoración, en la que destacó la “agilidad, eficiencia, productividad, flexibilidad y garantía de servicio” que el nuevo marco aporta a la operativa portuaria, Elvira Gallego no dejó pasar la oportunidad para reclamar a las administraciones un trato “como industria”, una reivindicación histórica del sector.

Empleo de calidad y conforme a Ley

Finalizó el turno de intervenciones el presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao, Ricardo Barkala, quien, en primer lugar, trasladó “el reconocimiento y agradecimiento” en nombre de toda la comunidad portuaria por el acuerdo suscrito, que muestra la “altura de miras de las empresas y los sindicatos firmantes”.

Ricardo Barkala señaló que “se ha firmado el mejor acuerdo posible”.

Siendo el “mejor acuerdo posible” en este momento, Barkala destaca que el convenio firmado es por un plazo de duración inicial de seis años proporcionando una “estabilidad temporal inédita” en la historia reciente del puerto de Bilbao y que ningún otro puerto de sistema OPPE puede esgrimir. Así, “nuestro anterior hecho diferenciador negativo, se ha convertido en un referente positivo y distintivo. Es un activo de gran valor que nos permitirá resituarnos en el mapa de las cadenas logísticas y que sienta las bases para una recuperación sólida y estable”.

Barkala señala que “por primera vez en muchas décadas, existe en la estiba del puerto de Bilbao una misma línea de unión, trabajo, sintonía y futuro. Sin duda entre todos, trabajando juntos y unidos, vamos a aprovechar esta gran ventana de oportunidad, con el objetivo compartido de conseguir el mejor sector y puerto posible”. Con el acuerdo, en el que la APB se ha involucrado proactivamente, se gana “empleo de calidad y conforme a la Ley”, lejos de posibles recursos y varapalos judiciales o de Competencia.

En su opinión, este acuerdo nace del “aprendizaje del fracaso”, como considera a las huelgas, y se felicita por una de las mejores noticias en mucho tiempo. Esta circunstancia de estabilidad le permitió dirigirse a aquellas empresas y clientes que abandonaron el puerto de Bilbao como consecuencia de su conflictividad, para pedirles que “que reconsideren su decisión” puesto que, en este nuevo escenario de estabilidad y productividad, les aseguramos que nuestra comunidad portuaria no les defraudará, confíen en el puerto de Bilbao”.

Actitud proactiva de la APB

Barkala ha remarcado que “no existía alternativa alguna distinta al acuerdo, lo contrario era el abismo, poniendo, en definitiva, en serio peligro la actividad y el empleo asociado. Y, por otro lado, aunque el acuerdo ha sido suscrito por los representantes de los trabajadores que ostentaban una holgada mayoría, los sindicatos Coordinadora y UGT, dicho acuerdo ha sido un logro necesario y transversal, que tendrá efectos compartidos para todos, para las empresas estibadoras y para todos los trabajadores” y para el resto de agentes y operadores portuarios”. Ricardo Barkala destacó que paulatinamente “se están recuperando algunos de los tráficos perdidos” y que son muchos los operadores que se interesan por las condiciones que el puerto de Bilbao ofrece en la actualidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.