La Ràpita, primer puerto en disponer de un cargador eléctrico de barcos náuticos

12 mayo, 2022

Sant Carles Marina, una de las dos dársenas deportivas que forma parte del puerto de la Ràpita, se ha convertido en la primera instalación nauticodeportiva en Catalunya y el Estado en disponer de un punto de carga para barcos náuticos eléctricos.

Esta equipación se engloba en la estrategia política del departamento de la Vicepresidència i de Polítiques Digitals i Territori para la descarbonización de las actividades, a la vez que se suma a los objetivos estratégicos del Plan de puertos de Catalunya Horizonte 2030. Además, con esta equipación se da un paso más para convertir el puerto de la Ràpita en el primer green port de los puertos competencia de la Generalitat.

Asimismo, se propicia la llegada de un nuevo turismo sostenible que navega con barcos eléctricos.

El secretario de Territori i Mobilitat y presidente de Ports de la Generalitat, Isidre Gavin, acompañado del alcalde de la Ràpita, Josep Caparrós, el delegado del Govern en las Terres de l’Ebre, Albert Salvadó, el director general de Ports de la Generalitat, Pere Vila, la directora de los Serveis Territorials de les Terres de l’Ebre, Lidia Pino, el consejero de Sant Carles Marina, Àlex Balletbó, y el director general de Sant Carles Marina, Nicolás González, entre otros representantes institucionales y directivos, han asistido este jueves al acto de puesta en funcionamiento del primer cargador para barcos náuticos eléctricos.

El primero en Catalunya y el Estado

Las instalaciones de Sant Carles Marina se suman a la tendencia de otros puertos deportivos británicos, italianos o de la Costa Azul francesa como por ejemplo, Mónaco, y Canes, y Venecia, que trabajan para reducir la dependencia de los combustibles fósiles y las emisiones de gases de efecto invernadero, con la instalación de un cargador eléctrico para barcos de recreo. Este es el primer cargador en Catalunya y el Estado, convirtiendo el puerto de la Ràpita en un puerto líder que apuesta por un modelo energético más sostenible e innovador e impulsa la llegada de los barcos náuticos “cero emisiones”.

El cargador eléctrico, colocado y financiando por la empresa británica Aqua SuperPower, ha tenido un coste de 40.000 euros. El dispositivo tiene una potencia de 75 kW y dispone de dos puntos para cargar simultáneamente dos barcos al mismo momento. El tiempo de carga es de aproximadamente una hora, pero todo dependerá de la capacidad de baterías que tenga cada barco. El cargador funciona con una aplicación que se puede descargar desde cualquier dispositivo móvil.

La prueba del cargador se ha hecho con un barco de recreo, 100% eléctrico, de 8 metros de eslora que lleva por nombre “X Shore”, construido en unos astilleros de Suecia. Un mercado en crecimiento que en Catalunya tiene un astillero donde construyen lanchas eléctricas, y en las Islas Baleares hay una empresa de construcción naval que se dedica a hacer embarcaciones menorquinas eléctricas.

El presidente de Ports de la Generalitat, Isidre Gavin, ha anunciado que “a las nuevas concesiones y las renovaciones de las concesiones de los puertos deportivos se requerirá que los proyectos incorporen el máximo de medidas para descarbonizar la actividad”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.