El preacuerdo entre Bilboestiba CPE y Coordinadora sigue pendiente del apoyo de otro sindicato para la firma del convenio colectivo

La estiba de Bilbao alarga su impás ante la falta de contactos con los sindicatos “llave”

11 mayo 2022 05:20

 

Jaime Pinedo

TEMAS

Bilboestiba CPE

La resolución del conflicto de la estiba en el Puerto de Bilbao prolonga su indefinición mientras aguarda al administrador concursal y a que otro sindicato se sume al preacuerdo entre Bilboestiba CPE y Coordinadora, aunque los contactos para ello no se han producido.

BILBAO. A pesar de que el preacuerdo alcanzado entre las empresas y el sindicato mayoritario Coordinadora el 29 de abril hiciera presagiar un rápido desenlace, la incertidumbre sigue dominando el escenario de la estiba en el Puerto de Bilbao, donde aún se espera el nombramiento de un administrador concursal que guíe los pasos de Bilboestiba CPE en el proceso, mientras la firma del convenio colectivo que desbloquearía la situación, sigue pendiente de los cálculos matemáticos.

En este sentido, el 50% que suma Coordinadora en el reparto de la fuerza sindical en el Centro Portuario de Empleo no es suficiente para validar el preacuerdo, que precisa del apoyo de al menos uno de los sindicatos restantes. Con ELA desmarcado de un posible apoyo y Kaia sin el porcentaje mínimo exigido para refrendar un convenio colectivo, tanto UGT como LAB, que cuentan, respectivamente, con el 25% y el 8% aproximado de la representación sindical, se perfilan como las llaves del acuerdo, aunque ambos sindicatos han manifestado no estar dispuestos a dar un apoyo incondicional al preacuerdo sin antes obtener por parte de las empresas respuestas satisfactorias a algunos de sus planteamientos, como es el de la situación de los estibadores eventuales.

En este sentido, hasta la fecha no se habrían producido contactos aún entre la parte empresarial y estos dos sindicatos de cara a la negociación de aquellos puntos del preacuerdo con Coordinadora susceptibles de revisión. Ello, a pesar de la voluntad declarada de ambas formaciones de entablar un diálogo con las empresas acerca de un documento en cuya elaboración no han intervenido, según han lamentado. Esta ausencia de contactos hace pensar a ambos que la estrategia de las empresas pasa únicamente por imponer el preacuerdo con Coordinadora sin dar opción alguna a su posible revisión.

El administrador concursal: por qué y para qué

Cada vez más empresas optan por iniciar un concurso de acreedores con el fin de reconducir la situación de insolvencia en la que se encuentran, como ha sido el caso de Bilboestiba CPE, aun siendo un caso inédito hasta la fecha en el panorama portuario español, pero cuya situación se vio especialmente agravada por la huelga de 2020. Se trata de un procedimiento que puede ser largo ya que consta de diversas fases.

Una de ellas es el nombramiento del administrador concursal, designado por vía judicial, que puede ser un experto abogado o economista. Su trabajo consiste en evaluar, analizar y comprobar que la empresa declara el concurso cumpliendo con todas los requisitos y formalidades legales. También es el encargado de analizar el inventario de bienes y relacionarlo con la deuda de los acreedores, que son los aproximadamente 325 trabajadores de su plantilla. Las funciones del administrador concursal son principalmente las de elaborar un informe que muestre la situación actual de la empresa y crear una hoja de ruta para el futuro. En una segunda etapa, debe encargarse de ofrecer unas pautas con las que se garantice que la empresa puede seguir con su actividad económica. Además se podrá atenuar al máximo su estado de insolvencia para permitir a la empresa seguir en activo y poder pagar los salarios de sus trabajadores y a los proveedores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.