Óscar Martínez, representante de Coordinadora en el Puerto de Valencia

“Que nadie tenga ninguna duda: los estibadores portuarios defendemos la ampliación del Puerto”

20 junio 2022

 Raúl Tárrega

TEMAS

Ampliación Norte Puerto de ValenciaCoordinadoraEstibaÓscar MartínezPuerto de ValenciaTerminal Norte del Puerto de Valencia

La Ampliación Norte del Puerto de Valencia sigue estando en el centro del debate. Diario del Puerto entrevista a Óscar Martínez, representante de Coordinadora en el Puerto de Valencia, sindicato mayoritario de la estiba en el enclave.

VALENCIA. Además de su experiencia como trabajador, ha sido parte activa en la interlocución con el Grupo MSC en la negociación, y ha participado en las reuniones del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Valencia en las que se ha tratado el proceso.

Vayamos al grano. Ampliación y Terminal Norte. ¿Sí o no?

La voluntad de Coordinadora, de sus más de 800 afiliados en Valencia, del Comité de Empresa y por extensión de los más de 1.500 estibadores portuarios y los 460 eventuales es clara: seguir siendo el primer puerto de España y para ello debemos contar con las infraestructuras que den respuesta a dichos objetivos. Si tenemos ampliación pasaremos de mover los algo más de cinco millones de TEUs actuales a doce cuando esté a pleno rendimiento.

¿Por qué cree que se argumenta que la terminal va a provocar destrucción de empleo?

Considero que hay que diferenciar de qué se habla para argumentar. Es evidente que las automatizaciones en todos los sectores reducen la necesidad de personal. En el caso de la Terminal Norte con el volumen de compromiso que tiene y las dimensiones operativas que proyecta no solo equilibra la pérdida de puestos de trabajo, sino que genera necesidad de más personal portuario y empleo en su entorno para otros colectivos.

“Tenemos un acuerdo de compromiso en el que los estibadores serán los trabajadores cualificados que desarrollarán los puestos de trabajo en esa terminal”

¿Por qué se dice entonces que los estibadores están en contra del proyecto?

Quisiera matizar la pregunta porque nosotros estamos en contra de las automatizaciones que eliminan de la ecuación a los trabajadores estibadores de los puertos; pero los estibadores no estamos en contra de la Terminal Norte, si no, no tendríamos un acuerdo y compromiso con MSC. Podemos interpretarlo como queramos o más nos interese, pero la realidad es que tenemos un acuerdo de compromiso en el que los estibadores serán los trabajadores cualificados que desarrollarán los puestos de trabajo en esa terminal.

¿Se han reunido en alguna ocasión con Compromís, el grupo político que asegura que los estibadores están en contra de la Ampliación?

Oficialmente para hablar de este tema no. Durante los últimos años con la situación vivida en la estiba sí que mantuvimos contactos con todos los partidos políticos, incluido Compromís, pero para hacerse conocedores de nuestra opinión sobre la ampliación del puerto no hemos tenido contacto. De hecho, no hemos recibido petición por parte de ninguna otra formación política para reunirnos.

¿Han tenido alguna petición de este grupo para reunirse con ellos? ¿Se reunirían?

Nunca hemos recibido petición alguna al respecto. Por supuesto, estamos dispuestos a hablar con quién sea necesario para trasladarles nuestra visión, no tenemos ningún problema.

¿Cree usted que con una mejor organización del trabajo y los espacios del recinto portuario sería innecesaria la nueva terminal?

Es evidente que tenemos cierto margen de mejora, pero es algo que no compete única y exclusivamente a los estibadores. Hay que llevar a cabo una importante modernización de equipos y deben implementarse nuevos sistemas informáticos que hagan más eficiente la operativa diaria. Pero nadie debe engañarse. Como he dicho, a corto plazo podemos mejorar y optimizar ciertos procesos porque no tenemos más espacio, pero eso no nos ayudará a crecer. Tal vez podríamos llegar a mantenernos, pero no creceremos. De hecho, ahora estamos saturados en el volumen de los espacios existentes en el puerto.

Óscar Martínez, durante un momento de la entrevista. Foto: FV.

¿Considera que el Puerto de Valencia se podría dedicar solo a la carga local o a determinados tráficos concretos?

Eso supondría perder empleo en Valencia. La capacidad de crecimiento nos la va a dar el equilibrio entre el transbordo y la import/export. Si sólo nos quedamos con el tráfico local, nos penalizamos a nosotros mismos porque encarecemos el producto. Además, perder el transbordo significaría perder conectividad y, muy posiblemente, asistiríamos a una fuga de tráficos hacia otros puertos cercanos, suponiendo un importante deterioro económico de todo lo que supone en la actualidad el Puerto para el municipio y para su entorno. No somos nosotros quienes podemos decidir cuánta carga movemos y de qué modo lo hacemos, es el mercado el que marca sus reglas y nosotros debemos estar ahí para responder a esas necesidades, para hacer más competitivas a las empresas operadoras y al comercio exterior del país. No podemos mantenernos eternamente como estamos, encerrados en unos volúmenes de tráfico concretos y cómodos en nuestra rutina. Valencia debe seguir siendo el puerto de referencia del Mediterráneo.

“Perder el transbordo significaría perder conectividad y, muy posiblemente, asistiríamos a una fuga de tráficos hacia otros puertos cercanos”

El tráfico de transbordo se ha resentido en los últimos meses. ¿Se corre el riesgo de que sea una situación permanente?

Ciertamente sí. Como decía, la situación de congestión está provocando ese desvío de algunos tráficos. Si no actuamos, corremos el riesgo de perder parte de los volúmenes de carga que ahora vienen a Valencia y que podrían buscar o están buscando ya otras alternativas.

¿Debe incrementarse el censo de estibadores del Puerto de Valencia?

Sí, es evidente. Dentro de esos márgenes de mejora actuales de los que hablábamos antes, debe aumentarse la plantilla de estibadores.

Hoy en día, contamos con 1.500 trabajadores fijos y 460 eventuales, de los cuales 400 están cualificados para poder prestar servicio público de estiba. Cuando se ponga en marcha la nueva terminal, habrá un equilibrio entre el crecimiento de los tráficos y la creación de puestos de trabajo. No hay que olvidar que la Terminal Norte tendrá un efecto de atracción de nuevos tráficos, que se habrán de sumar a los que el futuro adjudicatario tiene comprometidos. Esos compromisos y crecimientos se compaginarán con las futuras tasas de jubilación. Por eso decimos que con la nueva terminal no se va a destruir empleo, sino todo lo contrario.

En algún momento del proceso ustedes se mostraron reacios al proyecto por el grado de automatización y lo que podría suponer en cuanto a eliminación de puestos de trabajo.

Hay que separar el debate de la automatización, que tiene su propio recorrido. Cuando se abrió el período de alegaciones a la nueva terminal, como sindicato presentamos las nuestras precisamente por esta cuestión. Inicialmente se habló de una terminal semiautomática y de un día para otro pasamos a la automatización total. No obstante, a día de hoy, es importante recordar que ya se ha cerrado un acuerdo con la empresa, tal y como adelantó Francisco Lorente en este mismo Diario hace ya unos meses, y ese asunto ya está zanjado. Si hubieran sido los estibadores y el sindicato que represento quien determinara el tipo de terminal, la posición es clara: hubiera sido semiautomática o manual.

“No podemos mantenernos eternamente como estamos, encerrados en unos volúmenes de tráfico concretos y cómodos en nuestra rutina”

¿Ese acuerdo afecta básicamente a la composición de manos?

Claro. En esencia es un acuerdo sobre las necesidades del personal estibador para realizar con nuevas formas la movilización de las mercancías. Es un debate constante en el mercado laboral, las empresas intentan reducir la mano de obra para alcanzar el máximo beneficio y los trabajadores defendemos unos equipos de trabajo mínimo y necesario para conseguir la máxima ocupación, productividad y sobre todo seguridad.

No obstante, hay que señalar que la automatización va a hacer necesaria la creación de nuevos puestos de trabajo, que vamos a asumir nosotros mismos, por lo que no solo no se va a destruir empleo, sino que estamos seguros de que se va a incrementar. Es algo que forma parte del acuerdo y, por supuesto, no hubiéramos aceptado nunca una reducción de empleo.

¿Es consciente el colectivo de estibadores portuarios de la transformación de sus puestos de trabajo y de rutinas que va a suponer la puesta en marcha de la nueva terminal automatizada?

Totalmente. La estiba siempre está en permanente transformación, hemos vivido cambios en muy poco tiempo, siempre hemos respondido con profesionalidad y anticipándonos a los cambios tecnológicos. Somos un colectivo de alta especialización que trabajamos en un entorno cambiante. Por eso, sabemos que la Terminal Norte va a requerir de un cambio intensivo en la formación y capacitación, pero ese reto lo tenemos asumido y sabemos que lo vamos a conseguir.

Debemos adaptarnos a las nuevas tecnologías y ser parte activa de los cambios y la transformación que va a experimentar el puerto en los próximos años.

“La ZAL va a dotar al recinto portuario de una mayor competitividad y valor añadido”

Las críticas al Puerto de Valencia vienen también por la ZAL y el futuro Acceso Norte. ¿Qué valoración hace de esta situación?

Se ha realizado una gran inversión en los terrenos de la ZAL. Creo que una vez se ha preparado ese espacio, lo mejor es sacarle provecho y rentabilizar la inversión. Va a suponer la creación de empleo en zonas cercanas al puerto que necesitan de puestos de trabajo de alta cualificación y calidad y va a dotar al recinto portuario de una mayor competitividad y valor añadido. Nosotros, los estibadores portuarios, siempre vamos a estar del lado del crecimiento y del desarrollo, respetando escrupulosamente toda la normativa vigente en cuanto a cuidado del entorno, pero apoyando lo que es bueno para la economía y el tejido productivo valenciano, porque en definitiva va a incidir sobre el bienestar social.

Respecto al Acceso Norte hay que recordar que el incremento de tráficos asociado a la nueva terminal estará muy asociado al transbordo, por lo que no todo se canalizará a través del tráfico rodado. No obstante, para el puerto es necesario contar con un segundo acceso para no saturar el único con el que cuenta ahora que, cuando ni siquiera tenemos la nueva terminal, ya registra unos niveles muy próximos a la saturación durante muchas jornadas.

“Debemos resolver en breve plazo el Convenio Colectivo”

Se acerca el verano, que siempre es un período complicado. ¿Qué previsiones hay al respecto para este año?

Ciertamente será complicado, ya que va a faltar personal. Por eso hay que articular una solución que nos permita ampliar la plantilla con la que poder atender las necesidades de tráfico que habrá en los próximos meses.

Empresas y trabajadores tienen pendiente la firma del Convenio Colectivo local. ¿Hay una fecha concreta para su firma?

Es cierto que empresas y sindicatos preferíamos esperar a la firma del V Acuerdo Marco. Sin embargo, la situación ahora es muy complicada. La pandemia en primer lugar, y los problemas derivados de la huelga del transporte y la situación de congestión no nos han permitido cerrar los flecos que nos quedan. A pesar de ello, debemos resolver en breve plazo el Convenio Colectivo.

En menos de un año el colectivo deberá afrontar además un nuevo período electoral para renovar el Comité de Empresa.

A principios del año 2023 se celebrarán elecciones para renovar la representación en el Comité de Empresa. Consideramos que es bueno que Coordinadora incremente su representación, porque somos un sindicato fuerte, somos una organización sindical que garantiza futuro. Así lo hemos demostrado en España donde somos el sindicato mayoritario en el sector de la estiba, y es lo que necesitamos para el colectivo de estibadores en Valencia, contar con la mayoría suficiente. Tenemos proyecto de futuro claro que supone garantizar y mejorar los derechos de los trabajadores y, además, estamos trabajando de forma intensa por los asuntos más importantes como son la firma del Convenio Colectivo, la ampliación de la plantilla y los nuevos retos que se nos abren con la modificación de nuevas terminales y las nuevas adjudicaciones. Nuestro trabajo nos avala y Coordinadora es quien puede ofrecer el proyecto claro de futuro que nos conviene.

¿Cómo es su relación con el resto de los agentes de la comunidad portuaria?

Coordinadora es el sindicato del diálogo y del consenso. Siempre estamos abiertos a hablar con todos y a buscar el mayor consenso posible no sólo con el resto de la comunidad portuaria, sino también con organizaciones relevantes de fuera del sector. En este sector todos debemos mejorar y esa siempre ha sido nuestra línea de trabajo. La riqueza de este sector no puede recaer solo en la parte empresarial, sino también en la social. Y ese equilibrio es lo que hemos defendido desde nuestros comienzos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.